ESTUDIO DE HIGIENE SISTEMAS DISPENSADORES DE COSMÉTICOS

La seguridad de los huéspedes del hotel es nuestra máxima prioridad

Desde hace varios años se sospecha que los dispensadores de bomba de productos cosméticos recargables están contaminados con bacterias peligrosas para la salud. Por ello, ADA Cosmetics ha encargado a la prestigiosa Universidad de Ciencias Aplicadas de Rhine-Waal la realización de un estudio científico sobre higiene.

El contexto

Varios estudios realizados desde 2011 indican que una cuarta parte de todos los dispensadores de bomba de productos cosméticos recargables están contaminados con bacterias que causan enfermedades.

ADA Cosmetics ha encargado un estudio independiente a la Universidad de Ciencias Aplicadas de Rhine-Waal en Alemania para que investigue el alcance de la contaminación y la causa de la proliferación bacteriana en los dispensadores de productos cosméticos.

La hipótesis

Los estudios anteriores llevan a suponer que la proliferación bacteriana encontrada fue causada por el proceso de recarga. Sin embargo, no han aportado ninguna evidencia científica al respecto.

Objeto del estudio

Se analizaron un total de 57 dispensadores de bomba de jabón líquido estándar (recargables) y 47 dispensadores de presión alternativos para jabón líquido (no recargables) de habitaciones de hotel en toda Alemania. Todos los dispensadores estaban llenos entre un 25 % y un 75 % en el momento de la prueba.

Resultado

Se detectó un alto nivel de contaminación con gérmenes nocivos para la salud en el 67 % de los dispensadores de bomba recargables (38 de 57). No se pudo demostrar la contaminación del producto (champú, jabón de manos, gel de ducha) en ninguno de los dispensadores de presión.

Análisis científico de causas

Todos los sistemas dispensadores de productos cosméticos cerrados y recargables se contaminaron activamente con una solución de biofilm bacteriano para reproducir la ruta de contaminación durante el proceso de recarga.

Resultado #1

El proceso de recarga NO es la causa de la contaminación bacteriana de los dispensadores de bomba.*

Incluso aunque las bacterias penetren en el dispensador, el sistema de conservación** del champú o del jabón de manos evita que éstas se propaguen o se multipliquen.

 

*Siempre que se mantenga un nivel mínimo de higiene durante el proceso de recarga.
**Siempre que la formulación contenga un sistema de conservación probado (como el de ADA Cosmetics).

ANÁLISIS CIENTÍFICO DE CAUSAS

Todos los sistemas dispensadores de productos cosméticos cerrados y recargables se contaminaron activamente con una solución de biofilm bacteriano para simular el uso estándar en condiciones húmedas en la ducha y el lavabo.

Resultado #2

El producto se contamina con gérmenes bacterianos a través de la bomba o del mecanismo de la bomba. El agua se acumula en el cabezal de la bomba y al cabo de unos días se forma un biofilm bacteriano. En la mayoría de las bombas utilizadas en el mercado, este biofilm se bombea continuamente al dispensador durante el proceso de bombeo.

Este biofilm acuoso se acumula en la superficie del champú o jabón de manos y continúa creciendo a medida que se acciona la bomba.

Esta capa en la superficie es la base perfecta para el crecimiento bacteriano. El sistema de conservación está separado de esta capa y no puede impedir la proliferación.

La imagen muestra la ruta de contaminación bacteriana.

Con el tiempo, este biofilm se hunde en el producto o se mezcla con el producto durante el proceso de recarga. En esta fase, el sistema de conservación ya no puede hacer nada.

La causa de este proceso radica en el diseño de los sistemas de bombeo convencionales en el mercado. En lugar de bombear aire al dispensador como se pretende para evitar el vacío al transportar líquido, la bomba transporta el biofilm acuoso del cabezal de la bomba al interior del dispensador.

Todos los sistemas de bombeo sin separación técnica entre el intercambio de aire y líquido conducen a una contaminación bacteriana continua del contenido del dispensador.

Los resultados del estudio muestran que el crecimiento bacteriano dentro de los dispensadores de bomba aumenta significativamente al cabo de 20 días y, por lo tanto, los riesgos para la salud también aumentan significativamente.

Los científicos de la Universidad Rhine-Waal han demostrado este efecto en numerosos dispensadores de bomba tanto del sector hotelero como de farmacias y supermercados.

Todos los sistemas dispensadores contaminados carecían de una separación técnica dentro del cabezal de la bomba entre el flujo de aire aspirado y el flujo de líquido descargado.

Resultado #3

Como consecuencia de la creciente contaminación bacteriana del contenido, las manos, el cabello o el cuerpo del usuario entran en contacto con bacterias patógenas, de modo que la contaminación después del lavado es mayor que antes.

Los científicos de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Rhine-Waal detectaron en los dispensadores de bomba examinados diversas bacterias, así como levaduras y moho, especialmente las llamadas especies de bacterias gramnegativas (Pluralibacter gergoviae y Pseudomonas aeruginosa).

Estas bacterias pueden causar infecciones graves en personas con sistemas inmunológicos debilitados, pues son parcialmente resistentes a los antibióticos comunes. En personas sanas, pueden ser responsables de náuseas, vómitos o irritación de los ojos.

En los sistemas dispensadores de presión con sistemas de membrana y salida del producto hacia abajo no se encontraron gérmenes en el propio producto, sino únicamente la contaminación habitual externa en el uso diario.

Las molestias o enfermedades típicas causadas por las bacterias detectadas en personas sanas incluyen irritación de los ojos, molestias estomacales o náuseas.

En el pasado, los afectados generalmente no sabían a qué se debían sus síntomas ni cuál era la causa.

Dado que hasta ahora sólo se sospechaba muy vagamente en los círculos especializados que los dispensadores de bomba eran la fuente de los síntomas de la enfermedad, se asumía que eran otras las razones, como el consumo de alimentos y bebidas o la infección de otras personas.

Resultado #4

Los sistemas dispensadores sin bomba que dispensan el contenido hacia abajo mediante presión mecánica están protegidos contra una nueva generación de gérmenes.

Si además se utiliza la tecnología de membranas, como ocurre con el sistema patentado SmartCare de ADA Cosmetics, se garantiza la máxima protección contra la contaminación según el estado actual de los conocimientos científicos.

El estudio científico de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Rhine-Waal ha confirmado que el dispensador SmartCare es uno de los sistemas higiénicamente más seguros del mundo.

  • El líquido puede salir completamente por la pared exterior. No se estanca el agua. La presión mecánica lateral sobre el dispensador evita que las manos y los dedos contaminados se acerquen a la abertura.
  • La salida del producto hacia abajo garantiza físicamente que no penetren contaminantes al dispensador.
  • Además, la tecnología de membrana patentada previene la nueva generación de gérmenes, garantizando un intercambio seguro de líquido y reflujo de aire.

Aquí encontrará más información sobre el sistema SmartCare, la tecnología de membrana patentada y las ventajas medioambientales: SmartCare.

Resultado #5

Los dispensadores de bomba con sistema de drenaje son seguros.

Los dispensadores de bomba con sistema de drenaje integrado, como el sistema dispensador SHAPE patentado de ADA Cosmetics, evitan la acumulación de agua y, por lo tanto, la formación de biofilm dentro de la bomba.

Al separar técnicamente el flujo de aire y líquido, este tipo de sistemas de bombeo garantizan la máxima higiene y seguridad, evitando la contaminación del contenido.

Aquí encontrará más información sobre el sistema dispensador SHAPE: SHAPE.

El nuevo dispensador de bomba de ADA Cosmetics con bomba higiénica patentada ofrece la máxima seguridad.

La bomba recientemente desarrollada con un sistema de drenaje patentado no sólo garantiza la máxima seguridad higiénica, sino que también permite por primera vez un reciclaje completo.

Toda la bomba, incluido el interior técnico, está fabricada a partir de un único material plástico (polipropileno).

La bomba higiénica evita la nueva generación de gérmenes:

  • Sofisticado sistema de drenaje
  • Apto para la ducha; sin contacto con el agua
  • Garantía de seguridad del producto del 100 %

 

¿Tiene alguna pregunta más? ¡Le atenderemos con mucho gusto!

Nuestro objetivo es ofrecerle a usted y a sus huéspedes la mejor solución posible para los baños de su hotel.

Con SmartCare ofrecemos el sistema dispensador más higiénico del mundo. La tecnología de membrana patentada en un dispensador de presión ofrece el manejo más sencillo, tanto para el huésped como para el equipo de limpieza.

La bomba higiénica patentada de SHAPE ofrece la seguridad de un nuevo tipo de sistema de bombeo y la elegancia de un concepto innovador.

Para poder ayudar a los clientes que prefieren los dispensadores de bomba convencionales, hemos desarrollado una innovadora bomba higiénica para dispensadores de bomba que no sólo es higiénicamente segura, sino que también establece nuevos estándares en el ámbito de la sostenibilidad gracias a la composición de sus materiales.

Póngase en contacto con nuestro servicio de atención al cliente. ¡Le asesoraremos con mucho gusto!

Ver ahora el estudio completo en inglés

Todas las soluciones
soluciones dispensadoras

Descubra la variedad de nuestros innovadores sistemas dispensadores, sostenibles e higiénicamente seguros.

PEDIDO EN LA TIENDA EN LÍNEA PARA CLIENTES EMPRESARIALES